Consejos sobre cómo evitar que las cerraduras de las puertas de la casa se congelen

Consejos sobre cómo evitar que las cerraduras de las puertas de la casa se congelen

Consejos sobre cómo evitar que las cerraduras de las puertas de la casa se congelen

Está nevando fuera, vas caminando por la calle y enseguida quieres ir a casa para disfrutar del ambiente acogedor de la chimenea con una taza de chocolate caliente. Por desgracia, el vapor de la cerradura se condensa, por lo que la propia cerradura se congela y la llave ya no puede introducirse.

¡Qué molesto y frustrante! Pero no te preocupes, con un poco de preparación y unas cuantas herramientas estándar podrás evitarlo pronto.

En el artículo de hoy, le presentaremos algunos métodos que puede utilizar para evitar que las cerraduras de su puerta principal se congelen antes de que llegue el invierno.

El factor principal es la proporción de humedad relativa (HR), también conocida como humedad del aire. Una alta humedad combinada con temperaturas muy frías hará que el vapor de agua no vaporizado se condense en la cerradura de la puerta cuando alcance el punto de rocío.

Cómo evitar que las cerraduras de las puertas se congelen en el hogar

 Puertas de tormenta

Se trata de una estrategia para controlar y hacer frente a las inclemencias del tiempo en el exterior. Es más útil de lo que crees. No sólo resiste la nieve, sino que también protege contra los rayos UV, las tormentas, la lluvia y el viento mediante el control de la temperatura.

Sin embargo, su flexibilidad puede ser una molestia en los días más fríos. Puede mantener la puerta caliente, pero no evita completamente la formación de hielo. Esto también es una limitación importante cuando la cerradura está congelada.

Pero no te preocupes, tenemos una solución a este problema en la siguiente sección.

Cerraduras magnéticas

Los cierres metálicos tienen un campo magnético, por lo que se pueden sujetar con imanes. Su función es rellenar el espacio e impedir que penetre la humedad. Sólo tienes que asegurarte de que está completamente seco antes de ponerlo en la cerradura cuando salgas de casa. Cuando llegues a casa, quítatelo y guárdalo en un lugar seguro.

Lo más importante es elegir el tamaño adecuado para que encaje perfectamente en la cerradura y no entre el vapor.

Consejos sobre cómo evitar que las cerraduras de las puertas de la casa se congelen

Lubricante para cerraduras

Este es probablemente el método más controvertido. Los lubricantes para cerraduras vienen en una variedad de formas, incluyendo grafito, WD-40, desinfectante de manos o vaselina….. Al ser todos de base alcohólica, son inflamables y pueden fundirse. Por otro lado, el uso frecuente puede dañar la cerradura, arruinar la pintura o provocar la pérdida de lubricación.

Muchas personas siguen recomendando este método porque es conveniente. Por lo tanto, creo que sólo se debe utilizar en caso de emergencia y junto con otras precauciones.

Calcetines

Este método puede sonar extraño, pero créeme, es una forma efectiva de evitar el bloqueo. Elige un calcetín grueso de invierno de lana que ya no uses. Asegúrese siempre de que el calcetín esté seco antes de darle la vuelta y atarlo.

 

Spray descongelante

Este es otro procedimiento que recomiendo encarecidamente, pero requiere una preparación previa. Una vez rociado directamente en la hebilla, la diferencia puede verse en segundos. Es conveniente, ¿no?

Cuando hace frío, hay que tener una o dos botellas en casa y en el coche. Sin embargo, esta es sólo una solución temporal que no evitará que el agua entre en la esclusa.

Un encendedor, un secador de pelo o una linterna.

Se trata de objetos cotidianos que se encuentran en el coche o en los bolsillos. Ambos son generadores de calor y son seguros. Sin embargo, teniendo en cuenta la seguridad absoluta, este proceso puede tardar un poco más.

Antes de introducir la llave en una cerradura congelada, hay que calentarla. Repita el proceso si es necesario, ya que el calor generado es sólo temporal. Tenga cuidado porque puede quemarse.

Candados resistentes a la intemperie

Este método es algo caro al principio, pero resultará útil más adelante. Gracias a los avances modernos, muchos candados están especialmente diseñados (por ejemplo, con agujeros no cerrables) para evitar el impacto medioambiental, especialmente para bloquear los anticongelantes.

Probablemente sea el que más recomiende este tipo de preparación, porque al fin y al cabo, más vale prevenir que curar, ¿no?

Respiración

Así es, y no se equivoca. Recomiendo este método si no se dispone de ninguno de los medios anteriores. Sólo tienes que rodear la hebilla con la palma de la mano para crear una zona y, a continuación, soplar aire caliente en el agujero para liberar la humedad.

Esta tarea requiere mucha paciencia. Puede tardar unos minutos en sacar e introducir la llave varias veces para comprobar que funciona.

Consejos y trucos para una mayor eficiencia

Tómate tu tiempo. Mantén la calma y prueba algunas de las recomendaciones anteriores. Cualquiera de estos métodos puede descongelar el cabello en cuestión de minutos o menos.
No intente verter agua caliente en la cerradura, ya que esto sólo la congelará más rápido.
No intentes romper el hielo introduciendo repetidamente la llave. Si se fuerza la apertura del grifo, puede doblarse o dañarse.
No espere a que aparezca el problema. Prepárate para la situación lo mejor que puedas y evita que ocurra.
No tire los elementos anteriores indiscriminadamente, sino que colóquelos en un lugar permanente y de fácil acceso para no tener que recurrir al último recurso.
No tengas miedo de comunicarte. Si no quieres esperar a que salga el sol y se derrita el hielo, pide ayuda a un vecino o reserva el número de teléfono de un cerrajero.