TIPOS DE CERROJOS

TIPOS DE CERRADURAS

Tipos de Cerrojos Cerrajería Zaragoza instalación de cerrojos de seguridad

 

Las cerraduras de las puertas son esenciales. Proporcionan seguridad y protección como ningún otro dispositivo o herramienta. Actúan como una barrera que protege el equipo y el lugar de trabajo y ayuda a mantener la privacidad. A la hora de buscar cerraduras para sus instalaciones, la eficacia es importante.

 

Cada año se producen aproximadamente 2 millones de robos en viviendas, por lo que entender las diferencias básicas entre los tipos de cerraduras le ayudará a hacer una mejor elección para su instalación. Si usted es cerrajero o se dedica a la instalación de cerraduras, conocer esta información le ayudará a tomar la decisión correcta para sus clientes. Consulte nuestra guía para saber más sobre los cinco tipos de cerraduras para puertas, sus mejores usos y los procedimientos de instalación.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de cerraduras para puertas?

 

1. Cerraduras de manilla

Las cerraduras de manilla son el tipo más común de cerradura de puerta y el método principal para asegurar la mayoría de las puertas. El inserto de la cerradura se encuentra en la manilla en lugar de en la puerta. Por lo tanto, las cerraduras de manilla no deben utilizarse en las puertas exteriores porque pueden romperse con herramientas básicas como un martillo o una llave inglesa.

 

2. Cerraduras con raíles

Los cierres con carriles son un tipo de cierre que permite mantener intacto el espacio de almacenamiento y hacerlo de forma oculta para no afectar al aspecto general. En la mayoría de los casos, son invisibles en los armarios completamente construidos. Las cerraduras de lamas suelen suministrarse con los juegos de muebles y con los juegos de armarios. Este tipo de cerraduras para puertas son cilíndricas y se encuentran en la parte de madera. Un tubo metálico con un orificio en un lado ayuda a colocar el tornillo insertado. Algunas cerraduras de cámara aseguran completamente las puertas de los armarios, lo que las convierte en un medio atractivo para almacenar materiales sensibles. Las cerraduras de lamas utilizan una variedad de vástagos o «ganchos» para formar el mecanismo de cierre.

 

3. Tipos de cerraduras con bloqueo

Las cerraduras de cerrojo ofrecen la mejor protección contra el robo o la entrada forzada. Los cerrojos se mueven girando un pomo o una llave sin necesidad de utilizar un muelle. Los cerrojos tienen un mecanismo de cierre único que es resistente a los ataques físicos, a los impactos y a las palancas. No pueden abrirse con un cuchillo o una herramienta manual. Los cerrojos están disponibles en tres tipos: simple, doble y C.

Las cerraduras de una sola llave son las más sencillas y pueden activarse desde un lado con una llave. Las cerraduras de doble cilindro pueden utilizarse con una llave en ambos lados. Las cerraduras de un cilindro, de dos cilindros y de giro de pulgar están equipadas con un giro de pulgar interno que se puede bloquear con una llave. Este tipo de cerradura proporciona la mayor flexibilidad y seguridad.

 

4. Candados

Los candados pertenecen al grupo de cerraduras autónomas. Son portátiles, lo que significa que, a diferencia de otros tipos de cerraduras, no se fijan de forma permanente a la puerta ni a nada que las utilice. Los candados vienen en una variedad de modelos que se dividen en dos categorías principales: con llave y con combinación. Los candados con llave están disponibles en diferentes subtipos, como el de llave, el de llaves varias y el de llave. Los candados son fáciles de identificar no sólo por su capacidad de extracción, sino también por la forma del lazo del mango. Incluyen una bisagra en el hombro, la parte en la que los brazos del candado levantan los lados de la bisagra para evitar la perforación con herramientas cortantes.

 

5. Cerraduras incorporadas

Las cerraduras de embutir son cerraduras potentes que se utilizan para las puertas exteriores. Sin embargo, están disponibles en versiones ligeras y pesadas. Constan de un sistema interno que los convierte en cerraduras y no en simples pestillos. Estas cerraduras pueden contener pomos o palancas y suelen tener un cuerpo cilíndrico. Son roscados y utilizan componentes integrados en la puerta para su montaje. El pestillo se desliza en una ranura, que es un hueco profundo en el borde de la puerta. Las cerraduras de embutir se mantienen seguras gracias al uso de un cerrojo y una torre que forman el mecanismo de cierre. El cilindro está disponible en diferentes alturas y longitudes para adaptarse a diferentes tipos de puertas.

 

LOS MEJORES CERROJOS DE SEGURIDAD

Hay muchas otras cerraduras para puertas, y muchas de ellas se dividen en cinco categorías: cerraduras de palanca, cerrojos, cerraduras de torre, candados y cerraduras de palanca. Las cerraduras de palanca, por ejemplo, se utilizan en puertas interiores y funcionan de forma similar a las cerraduras de palanca. Además de las consideraciones asociadas a las cerraduras de las puertas, es importante examinar cuidadosamente la puerta para la instalación de la cerradura, específicamente la parte posterior de la puerta. La medición de la parte posterior de la puerta determinará si la cerradura encaja correctamente. La apertura trasera se mide desde el centro del agujero de la cerradura hasta el borde de la puerta.

Otro factor crítico para instalar una cerradura es la manilla de la puerta, ya que algunas cerraduras funcionan con una manilla específica. Las cerraduras pueden instalarse en ambos tipos de manillas sin ningún problema. Compruebe en qué lado de la puerta se encuentran las bisagras, ya que las bisagras a la derecha significan puertas a la derecha y las bisagras a la izquierda significan puertas a la izquierda. Asegúrese de haber investigado bien antes de invertir en una cerradura de puerta.

Si necesitas instalar un cerrojo en Zaragoza o en cualquier otra parte de Aragón o España, no dude en consultar con los mejores profesionales: CerrajerosZaragoza.es

Articulos relacionados:

Tipos de cerraduras parte ll